Entradas

PROYECTO “CUENTOS VIAJEROS”

Los cuentos son una de las herramientas más potentes en la enseñanza de los niños de edades infantiles, actuando a distintos niveles: cognitivo, emocional, familiar, escolar… ayudando a su desarrollo integral.

A nivel cognitivo favorecen la imaginación, desarrollan la creatividad, estimulan el lenguaje y trabajan la comprensión. En el plano emocional, la lectura de cuentos les ayuda tanto a conocerse a sí mismo como al mundo que les rodea. A nivel familiar, disfrutar de unos minutos juntos fomenta la complicidad entre padres e hijos. En el cole, la lectura es la base de otros muchos aprendizajes por lo que la trabajamos desde bien pequeños para fomentar en nuestros alumnos el gusto por la misma. Leer es muy importante para formarse y aprender algo nuevo cada día.

Por estos y otros motivos, desde el cole Virgen de la Vega nos embarcamos cada año en nuevas aventuras de fomento a la lectura. Este curso hemos disfrutado de los “Cuentos Viajeros”. Los esperábamos con ganas y fue abrirlos y comenzar a soñar.

 

 

Durante una semana cada clase ha podido disfrutar de los mágicos escenarios que nos ofrecían y ha leído cada día un cuento diferente: “A qué sabe la luna”, “Los tres cerditos”, “El pez arcoíris”, “El monstruo de colores” y “La casa de la mosca fosca”. Algunos muy conocidos y otros que no lo eran tanto ya forman parte de nuestros relatos favoritos.

Sin duda el más conocido y que todos se sabían es el de los cerditos. Lo han teatralizado y hasta han cantado alguna que otra canción hasta que el pobre lobo salió huyendo de su casa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gracias a “El pez arcoíris”  y “El monstruo de colores”  hemos podido trabajar las emociones y la educación en valores. ¿Habéis visto que caras tan graciosas ponen?

 

                         

 

 

 

 

 

 

 

 

Con “La mosca Fosca”, que es un cuento acumulativo y rimado, hemos trabajado el valor de la amistad y la diversidad, pero también los números cardinales y ordinales.

 

                  

Otro de los cuentos que más les ha gustado es el de “A que sabe la luna”. Para los niños de 3 años la luna tiene múltiples sabores, desde queso hasta patatas fritas pasando por chuches, tortilla y el riquísimo chocolate.

Después de una semana con ellos a todos nos ha dado mucha pena despedirnos de todos estos personajes, pero para que se llevaran muy buen recuerdo de nosotros hemos dejado nuestra firma en un gran libro que les acompañará siempre.

 

¿Qué aventuras seguiremos viviendo de la mano de los cuentos?  

Items de portfolio