Microinnovaciones del Proyecto Enriquecimiento Exterior

Vivir el Aprendizaje

En Colegio Virgen de la Vega siempre hemos buscado que nuestro Proyecto Educativo contase con la frescura de lo vivencial. Complementar el aprendizaje en las aulas, laboratorio, biblioteca… con “momentos de primera mano” en los que el alumnado pudiera observar, experimentar, participar y a partir de ahí crear su propio aprendizaje, siendo los alumnos los protagonistas del proceso.

Contábamos con la experiencia positiva en la transmisión de nuestros valores, pues siendo nuestra misión claramente humanista, el día a día en el cole da muchos momentos de cercanía, cariño y esfuerzo que nuestro alumnado vive “de primera mano” además de servirles de ejemplo. Y que unido a los proyectos solidarios que vamos elaborando apoyan este aprendizaje vivencial en el aspecto humano.

Es entonces cuando nos planteamos, porque no, dentro de las limitaciones inherentes de un centro escolar, crear espacios que nos permitan multiplicar esos “momentos de primera mano” en el ámbito pedagógico. Idear propuestas para que nuestros alumnos puedan vivir el aprendizaje…

Es así como nace el proyecto “Enriquecimiento Exterior” que consiste en aprovechar nuestras instalaciones exteriores para crear espacios que potencien “momentos de primera mano”. Inicialmente reúne seis microinnovaciones: Huerto, Hotel de Insectos, Rocódromo, Foso de Salto de Longitud, Juegos de Suelo y Patio Montessori. Cada una de ellas con su propio plan de desarrollo que el profesorado exprimirá al máximo para brindar a nuestros alumnos esa oportunidad de vivir el aprendizaje de primera mano.

El pasado sábado 11 de febrero, comenzó la materialización de estas microinnovaciones. Un día muy especial para dirección y profesorado en el que a pesar del frío y la lluvia, pintamos, cavamos, taladramos, construimos… con la ilusión de tener pronto la posibilidad de vivir el aprendizaje de primera mano junto a nuestros alumnos.