navidad

Recomendaciones Navidad

RECOMENDACIONES PARA LAS VACACIONES DE NAVIDAD

¿Y qué hacemos en vacaciones de Navidad…?

¡Por fin han llegado las vacaciones! Dirán algunos…   ¡Qué horror, y ahora vacaciones! Dirán otros…  Las primeras vacaciones del curso han llegado, y muchos padres se plantean qué hacer con sus hijos, cómo ocupar un tiempo diario con actividades atrayentes, sin caer en los típicos deberes.

Las vacaciones de Navidad son unos días pensados para descansar y desconectar de la rutina y el esfuerzo del curso. Son un parón que debemos aprovechar para favorecer, en la medida de lo posible, para pasar tiempo de calidad con nuestros hijos.

No debemos olvidar que los niños aprenden jugando, experimentando, explorando, viviendo… y no todo es aprender haciendo tareas escolares, fichas, cuentas, copias…

Estas fechas son una oportunidad inmejorable para estimular los sentidos, jugando por ejemplo a identificar olores, discriminar sabores, probando nuevas texturas, tocando multitud de materiales, dejándonos envolver con las luces navideñas…

Pero además, podemos aprendernos villancicos, que entrenan nuestra memoria, incluso podemos practicarlos en otros idiomas, escribir Chritsmas o la carta a Sus Majestades los Reyes Magos, con buena letra, con cuidada presentación, con lo que estamos practicando la escritura, pero si además, leemos  la carta de nuestros hermanos, o ayudamos a papá o mamá a escribir la suya y después repasarla, pues así practicamos un poco más…

Podemos localizar en el mapa, de dónde vienen Santa Claus, o los Reyes Magos, y aprender un poquito más de esos animales tan extraños como son los renos o los camellos, y desarrollar su curiosidad por los animales, la naturaleza, otras culturas… En definitiva, fomentar sus aprendizajes a partir de su día a día y sus intereses , y más aun, con la cantidad de estímulos que nos ofrecen estos días. Y si además, nos ayudan a hacer la lista de la compra, a sumar lo que nos hemos gastado, a dividirlo, si es el caso, entre los que somos, a calcular cuánto vamos a necesitar si… Se trata de aplicar lo aprendido durante el trimestre, y con eso  ya estamos repasando y reforzando sus aprendizajes.

Si además de todo esto, dedicamos un ratito a leer en familia, con ellos, a hacer sopas de letras, o a hacer puzles, memories, laberintos, buscar las diferencias, pintar, jugar con plastilina, etc. estaremos mejorando su aptitud verbal , memoria, atención sostenida, psicomotricidad fina….

Y sin olvidarnos de correr en el parque, saltar los charcos, subir y bajar el tobogán, jugar a la pelota, al pilla pilla, al escondite, montar en bici, en monopatín, bailar, cantar,  jugar con niños, con mayores, en el parque, en el campo, en la calle, en la “urba”, jugar, al fin y al cabo, estamos desarrollando su psicomotricidad gruesa, sus habilidades de socialización, su empatía… y todo, ¡sin darnos cuenta!

El juego simbólico, con muñecos, cocinas, coches, utensilios de la vida diaria, sin caer en sexismos ni en tópicos, favorecer en los niños y niñas el desarrollo del lenguaje interior, su pensamiento, la gestión de emociones, conflictos internos…  son una muy buena manera de observar su conducta, acercarnos a sus intereses y conocerles un poco mejor

Para los que necesitan un plan de refuerzo porque el trimestre no se les ha dado demasiado bien, empezaría por diseñar un plan de trabajo para el próximo trimestre, hacer un horario, reorganizar el lugar y tiempo de estudio, dedicaría un ratito en familia a repensar las extraescolares, el tiempo dedicado a cada una de ellas, a los horarios, si son las más apropiadas y empezaría por plantearme pequeños cambios. Aprender a organizarse y optimizar el tiempo, no es tarea fácil, y en ocasiones hay que hacer un alto en el camino, y que mejor que las vacaciones, para pensar en cómo lo estamos haciendo. Todo lo demás, lo descrito anteriormente, también serviría.

¿Y qué hacemos con el móvil, la televisión, la tablet, la wii, etc? Pues como con todo lo demás, sentido común. En tiempo de vacaciones, todos vemos un poco más la tele, o pasamos más tiempo delante de la tablet, o mandamos mas Whatsapp o recibimos alguno que otro más… pero sin que estos dispositivos sean la única manera de entretenerse o su ocio se reduzca a estar con estos dispositivos.

A pesar de que los horarios en vacaciones son más flexibles, conviene que los niños tengan un cierto ritmo y rutina: establecer una hora máxima de levantarse por la mañana y otra de acostarse por la noche, unos horarios fijos de comidas, de ayudar en las tareas de casa, asignándoles pequeñas tareas adaptadas a la edad de cada niño, y responsabilidades.

Espero que pasen unas muy Felices Fiestas y disfruten de estos días en familia.

Desde el Gabinete Psicopedagógico/Departamento de Orientación, les deseo Feliz Navidad.

Covadonga Batres

Psicóloga nº col: M-19249